• +54 11 5272 4500
  • +54 351 568 4500

Generación Distribuida Comunitaria

El modelo GDC se basa en la generación de energías de fuentes renovables en forma asociativa por parte de distintos usuarios y su inyección a la red eléctrica, con la posterior transferencia de créditos del Usuario-Generador Comunitario a los usuarios copropietarios. Para ello, diferentes usuarios con puntos de suministro independientes dentro de una misma área de concesión de distribución pueden constituir, a través de distintos porcentajes de participación, un Usuario Generador Comunitario (UGC), para administrar un sistema de generación distribuida comunitaria de energía renovable. Los mismos usuarios, la cooperativa eléctrica o un desarrollador privado pueden ser los que administren, operen y mantengan el proyecto comunitario.

La Generación Distribuida Comunitaria incorpora un concepto innovador que permite el desarrollo de proyectos de escala media, con todos los beneficios que esto trae aparejado. Es una alternativa más para la generación de autoconsumo, en este caso en forma remota, y que amplía las oportunidades de acceso a energías limpias para todo tipo de usuarios (residenciales, comerciales, industriales, municipios, usuarios rurales, etc.). Así se aprovechan las economías de escala y se genera un sistema de distribución más eficiente.

A su vez, propicia el desarrollo regional potenciando otras fuentes de generación como, por ejemplo, el biogás, con todas las externalidades ambientales y sociales que esto trae aparejado. Por último, se contribuye en forma significativa al desplazamiento de la generación con combustibles fósiles y la consecuente disminución de emisiones de gases de efecto invernadero.

Son numerosos los beneficios que trae aparejados el desarrollo de este modelo, no sólo para los usuarios que deciden ser parte del sistema como usuarios copropietarios, sino también para las distribuidoras de electricidad y para el sector público. A continuación, se mencionan algunos de ellos:

  • Universaliza el acceso a las energías limpias sin la necesidad de realizar instalaciones en espacios propios, aprovechando las economías de escala (y por ende obteniendo mayor generación de energía por la inversión realizada),
  • Reduce el monto de las facturas eléctricas a través de la autogeneración de energía renovable y sin importar en qué momento se consume la energía.
  • Se accede a beneficios impositivos.
  • Disminuye la emisión de gases de efecto invernadero (GEI) al desplazar la generación de energía a través de combustibles fósiles y no renovables. Estos beneficios pueden ser capitalizados por los usuarios.
  • Al permitir la generación de energía de manera asociativa en forma descentralizada en cada localidad, favorece la independencia energética de cada territorio a través de un sistema más eficiente, genera un sentido de pertenencia para la comunidad, e incentiva la generación de empleo local y desarrollo regional.

HINS Energía: pionero en el desarrollo de proyectos comunitarios

Somos pioneros en el desarrollo de modelos integrales de Generación Distribuida Comunitaria. Actualmente en Córdoba tenemos en proceso de construcción y desarrollo más de 5 MW

Para más información, no dude en contactarnos.